El potencial de la financiación pública: ENISA y H2020