Design Thinking como herramienta de innovación para Almirall

El pasado 16 de enero acogimos en las oficinas de Ship2B al equipo de IT de Almirall, (compañía farmacéutica fundada en 1943), con el que realizamos un workshop de Design Thinking. La finalidad de la jornada fue aproximar esta metodología de innovación al personal de Almirall y que pueda ser aplicada a algunos retos internos de la empresa.

El Design Thinking es una metodología que se basa en diseñar soluciones, teniendo siempre al usuario en el centro. Es imprescindible conocer bien la problemática con la que nos encontramos y como lo vive el usuario, ya que solo de esta forma somos capaces de diseñar ideas que cubran las necesidades y los deseos del usuario.

Uno de los líderes en esta metodología es Ideo (compañía internacional de diseño y consultoría fundada en 1991, en Palo Alto, CA), de los cuales vimos su proceso de rediseño del típico carrito de la compra, y que inspiró a los participantes para liberar su lado más participativo y creativo.

?Como mejorar la baja adherencia al tratamiento de un paciente con hipertensión?, fue el reto que les propusimos para practicar la metodología con un caso práctico y con mucho potencial. Los equipos tuvieron que desarrollar un perfil de paciente ficticio, entender sus características, y formular soluciones alrededor de ese paciente concreto.

Empezamos la jornada con una gran mayoría de los asistentes convencidos de que no eran creativos. ?Primera buena noticia: la creatividad no es genética, la creatividad se trabaja?, comentaba Clara Navarro, cofundadora de Ship2B y encargada de impartir el taller, en las primeras fases del workshop.

Al finalizar la tarde, cada equipo presentó un primer ?prototipo? de su solución, y recibieron el feedback y puntuación del resto de participantes. Llegados a este punto, se dieron cuenta que efectivamente la creatividad se puede trabajar y también ellos podían elaborar soluciones disruptivas. ?Poder experimentar con un caso real ha sido lo mejor? comentaban los participantes al finalizar el workshop y empezar a pensar en los posibles retos que podrán afrontar dentro de su organización.

Bajo un caso práctico de interés sistémico para el sector, los tres equipos que formaron tuvieron la oportunidad de avanzar a través de las diferentes etapas del Design Thinking, centrándose siempre en el usuario y dando total libertad a su capacidad creativa.? Pero el trabajo no termina aquí, ya que ahora empiezan un camino de varios meses donde utilizaran la metodología aprendida durante este workshop para afrontar retos internos de su compañía.

 

¡Únete a la Impact Community!