A punto para la sexta edición del S2B Impact Forum, que viene de nuevo con una agenda intensa y con perfiles de primer nivel, aprovechamos para recordar algunas de las conferencias más inspiradoras y motivadoras de la última edición. 

En este contexto, recuperamos la sesión de Kresse Wesling, fundadora de la marca Elvis & Kresse en la que fabrican accesorios de lujo a partir de los deshechos de las mangueras de la Brigada de Bomberos de Londres como forma de reciclarlas y evitar que acaben en los vertederos.

 

 

Wesling explica que al mudarse a Londres en 2005 no estaba muy interesada en los puntos turísticos tradicionales. Su obsesión era la basura. Según ella, los residuos pueden definir muchas cosas de la sociedad, por ello se puso a estudiarla, tanto desde la parte académica en la British Library como en trabajo de campo visitando diferentes vertederos. Así descubrió que en Reino Unido, en solo un año, se habían tirado más de 100 millones de toneladas de residuos

En sus visitas a los vertederos, a lo contrario de lo que se esperaba, no encontró solo basura doméstica, sino sobre todo restos provenientes de la construcción: cemento, espuma y ¡mangueras! Un material bonito, ignífugo, resistente al agua“una serie de excelentes propiedades que podían llevarnos a crear un negocio desde cero”, explica Wesling. “Quizás eso es lo que nos diferencia de los negocios de lujo más tradicionales. Ellos surgen de una idea, de un sueño, que después busca como cumplirse. Nosotros nacemos del problema, remarca la emprendedora. 

Después de investigar el material y de reunirse con la Brigada de Bomberos de Londres, junto a su socio James Henrit crearon Elvis & Kresse bajo tres pilares: rescatar, transformar y donar, ya que devuelven el 50% de las ganancias a la organización benéfica Fire Fighters Charity. “No fue fácil, nos costó cinco años sacar el primer producto porque las mangueras no son un material textil y transformarlo tiene sus complicaciones”, asegura Wesling. 

Pero una vez resuelto ese problema y recuperadas toneladas de mangueras en el Reino Unido -que deshecha entre 5 y 10 toneladas al año, dependiendo del número de incendios-, Elvis & Kresse siguió investigando y en la actualidad recolecta hasta 12 flujos de residuos diferentes y colabora con diferentes industrias

Pero lo más importante para Wesling “no es que nos vean como una empresa que resuelve un problema de residuos, sino que lo que queremos es diseñar un modelo de negocio mejor, con valores y principios”. Esta mentalidad lleva a Elvis & Kresse a convertirse en uno de los miembros fundadores de B-Corp en el Reino Unido: “debemos entender que los accionistas y el mercado ya no son los reyes; la gente y el planeta son iguales de importantes. Por eso todas nuestras decisiones las tomamos pensando si contribuirán a dejar un mundo mejor para nuestros nietos, enfatiza Wesling.