“Cuando tenía 9 años, mi profesora me pidió que hiciera una pequeña presentación en clase sobre la crisis climática. Y cuando preparé esa presentación descubrí a Wangari Maathai, una mujer de Kenia que había comenzado un movimiento plantando 30 millones de árboles en 30 años. Y eso nos inspiró a que también podríamos plantar algunos árboles para combatir la crisis climática”. De esta manera nace Plant-for-the-Planet, la iniciativa puesta en marcha por Felix Finkbeiner en Alemania en 2007, y que cuenta con 88.000 embajadores en más de 70 países, que han plantado más de 13 mil millones de árboles

 

 

¿Cómo influye que personas tan jóvenes tomen la iniciativa de la lucha contra el cambio climático? “El hecho de ser jóvenes creo que nos ayudó con el proyecto. En un año plantamos alrededor de 50 mil árboles y convocamos una conferencia de prensa, de la que se publicaron unos 500 artículos”, explica Finkbeiner en una entrevista en el marco del VI S2B Impact Forum, añadiendo que, probablemente, “si un grupo de adultos hubiera hecho lo mismo, a nadie le hubiera importado, pero éramos niños de entre 9 y 11 años”. 

Además, asegura que a esa edad “es más fácil hablar de una manera más clara sobre la crisis climática y la gravedad del problema. Y ahora Greta Thunberg es el mejor ejemplo de ello”. “Ella y su movimiento han demostrado como de poderosa puede ser nuestra generación cuando nos unimos y exigimos acciones serias para enfrentar la crisis climática. Estoy muy agradecido por lo que ha hecho, mostrando el poder de nuestro movimiento y también obligando a los gobiernos a actuar y a tomar en serio a nuestras generaciones”, remarca Finkbeiner. 

Un billón de árboles

Plant-for-the-Planet tiene el objetivo de plantar un billón de árboles en todo el mundo. “Y ese objetivo aún está muy lejos, por lo que estamos tratando de transmitir nuestro mensaje a los medios, a las mentes de las personas y también estamos haciendo más fácil que cualquiera pueda apoyar la plantación de árboles a través de una aplicación”, recuerda el fundador de la entidad. “La plantación de árboles a ese volumen solo puede suceder si contamos con un fuerte apoyo de los gobiernos que nos ayudan y que nos invitan a plantar árboles en sus países. Afortunadamente, más de 50 países en todo el mundo ya han hecho promesas de plantación de árboles y promesas de reservas forestales, por lo que los gobiernos se están implicando para que eso suceda”, asegura Finkbeiner.

Esta implicación de todos es urgente e imprescindible: “La crisis climática es el desafío más serio al que nuestra generación se enfrenta y nos estamos quedando sin tiempo para resolverlo. Por lo tanto, tenemos que reducir drásticamente las emisiones de carbono lo más rápido posible y necesitamos plantar tantos árboles como sea posible. Un billón en total. De lo contrario, será imposible evitar un cambio climático catastrófico”, reclama el fundador de Plant-for-the-Planet.