Luis Casado comienza su carrera profesional en Repsol en 1996, como ingeniero de procesos en la dirección de Ingeniería. Desde entonces ha desempeñado varios cargos, pasando por el área de Desarrollo de Negocio de Refino, Sostenibilidad o Corporate Venturing. Actualmente es el director de Repsol Impacto Social, un programa con un fondo de 50 millones de euros que Fundación Repsol pone en marcha para la inversión y desarrollo de empresas enfocadas en transición energética y la inclusión de colectivos vulnerables. 

  • Cuenta con una larga trayectoria en Repsol, donde ha ejercido diferentes cargos. El último antes de pasar a Fundación Repsol fue el de director de Corporate Venturing. ¿Cuáles fueron sus aprendizajes sobre la relación empresa-emprendedor?

Mi paso por el área de Corporate Venturing de Repsol me ha permitido conocer de cerca el mundo del emprendimiento, su funcionamiento y a los actores del ecosistema emprendedor. Y esta experiencia me está resultando muy valiosa a la hora de adentrarme en el sector de la inversión de impacto. En mi opinión, hay dos aspectos fundamentales: el alineamiento de intereses y objetivos ante un determinado proyecto empresarial y la confianza mutua. 

  • Hace unos meses pasó a liderar Repsol Impacto Social, el nuevo programa de Fundación Repsol para impulsar proyectos de transición energética y que generen oportunidades profesionales o un impacto positivo en colectivos vulnerables. ¿Cuál es su misión al frente de esta iniciativa? 

Buscamos generar un impacto positivo en la sociedad con actuaciones que inciden sobre el medioambiente y que fomentan la inclusión. Como responsable del proyecto, fundamentalmente mi misión es buscar y generar oportunidades de inversión social que encajen en los objetivos y ámbitos de nuestro fondo, analizarlas y valorar su viabilidad tanto económica como de generación de impacto. Una vez materializada nuestra inversión, intentaremos acompañar cada proyecto de manera proactiva, apalancándonos en las fortalezas de Repsol y su Fundación para acelerar su desarrollo y multiplicar su impacto en la medida de lo posible.

  • ¿A quién va dirigido este programa?  

Este programa está dirigido a proyectos empresariales que tienen una doble rentabilidad, económica y social/medioambiental, que se desarrollen en España o Portugal y cuya actividad esté centrada en actividades que conecten con dos de los principales retos ambientales de nuestra sociedad, la transición energética y la economía circular. Dentro de la transición energética, hemos definido cuatro ejes principales: reducción de emisiones de CO2 movilidad sostenible, eficiencia energética y eco productos y servicios.

 

 

  • ¿Qué les aportará este programa a los proyectos? 

Nuestro objetivo es entrar en la fase inicial de desarrollo de los proyectos, ayudarles a crecer y a ser rentables para que sean económicamente sostenibles en el tiempo; también contemplamos la posibilidad de colaborar con compañías con un recorrido mayor y que estén afrontando una nueva etapa de crecimiento y escalado. Ofrecemos financiación, a través de un fondo propio de capital paciente, y las capacidades y la red de una gran compañía energética para acompañar los proyectos. 

  • ¿Hasta cuándo se pueden presentar candidaturas?

Es un programa abierto, y nuestro periodo de inversión alcanza hasta 2025, pero intentaremos concentrar la actividad inversora al inicio del periodo. Para ello hemos puesto en marcha una convocatoria para captación de proyectos que estará abierta hasta el 15 de diciembre. 

  • Repsol Impacto Social cuenta con la colaboración de Ship2B, Open Value Foundation y más recientemente firmó un acuerdo con Ilunion. ¿Qué le aportan estas entidades al programa?

Ship2b y Open Value Foundation son entidades de referencia en España en el sector de la inversión de impacto, y para nosotros es una garantía contar con su apoyo y experiencia.  Respecto a nuestro acuerdo con ILUNION, supone reforzar la presencia de Repsol y su Fundación en este sector de la mano de la empresa líder en España en la inclusión laboral de personas con discapacidad, con presencia en diferentes sectores y referente en la prestación de servicios.

  • Nos dirigimos hacia una nueva economía, donde el impacto social y medioambiental toman casi la misma importancia que el económico. ¿Son conscientes las grandes empresas de la necesidad de apostar por esa nueva economía?

Es cierto que las grandes empresas se enfrentan al reto de combinar la sostenibilidad en el largo plazo con los resultados económicos en el corto, pero creo que son conscientes de que la empresa solo orientada al beneficio del accionista se tiene que reinventar y que la sostenibilidad tiene una triple vertiente: económica, ambiental y social. Es una gran oportunidad ya que cada vez son más los inversores convencidos de que las empresas que incorporan estos criterios son más rentables.

  • ¿Por qué es importante la colaboración entre gran empresa y proyectos emprendedores para la consecución de los objetivos en esta nueva economía?

Los emprendedores aportan nuevos conocimientos, nuevas soluciones y formas de entender los negocios, agilidad. Las grandes compañías por otra parte, pueden dar un apoyo inestimable a través de la financiación, el acceso a expertos, mercados y clientes. La colaboración aporta beneficios a las dos partes, y se ha convertido por ello en uno de los vehículos fundamentales de innovación en grandes corporaciones. La inversión de impacto social responde a estos mismos criterios y promueve la transformación social. En este sentido, vemos esta colaboración como una necesidad y una oportunidad para que las empresas atiendan las demandas de la sociedad y potencien su nuevo papel social.