Oriol Fuertes es cofundador de Qida, empresa catalana especializada en el servicio de atención sanitaria domiciliaria. Después de más de 10 años asesorando gobiernos y empresas de todo el mundo en materia de sanidad desde McKinsey, hace 18 meses emprendió su propio proyecto, junto a Anna Montañés y Guillem García

Qida nace con dos objetivos muy claros: “El primero, transformar la atención domiciliaria para pacientes crónicos o en situación de dependencia. El segundo, devolver el estatus social al colectivo de cuidadores y cuidadoras, asegurando su formación y unas condiciones dignas de trabajo”, explica Fuertes. 

 

En España existen más de 800.000 personas que se encuentran en situación de soledad no deseada. Por ello, paliar ese problema es uno de los retos principales de la empresa. “También resolver la problemática de la integración sanitaria y social, ya que los pacientes tienen ambas necesidades, pero ahora se están tratando por separado”, remarca el CEO de Qida. 

También insiste en la importancia de los cuidadores y cuidadoras: “Históricamente se les ha tratado no tan bien como debería ser, no se les ha pagado ni formado lo suficiente. Por ello, desde Qida queremos darle la vuelta a este colectivo y ponerlo en valor”.

Y, aunque solo llevan trabajando en el proyecto 18 meses, no les ha ido nada mal. Actualmente dan servicio en toda Catalunya, han atendido a unas 550 familias y empleado a 350 cuidadores y cuidadoras, que han realizado más de 35.000 horas de atención al mes, con crecimientos medios superiores al 20% cada mes. “Pero de todo eso, lo que marca la diferencia es la valoración de los atendidos y sus familias. Por ejemplo, nosotros trabajamos muchos casos complicados tipo ELA y, en uno de los casos, la persona no se podía expresar verbalmente, pero sí con los ojos con la ayuda de un ordenador. Y así comunicó lo mucho que le estábamos ayudando, y esto realmente tuvo un impacto emocional muy grande en todo el equipo”, explica Oriol Fuertes. 

También Mónica Terribas expresó públicamente su agradecimiento a Qida en el inicio de la nueva temporada de Catalunya Radio:

Qida forma parte de Tech4Social y ha sido invertida por Equity4Good, vehículo de inversión de impacto que gestionamos desde Ship2B y que cuenta con el apoyo del Fondo Europeo de Inversión. Para Fuertes, contar con esta colaboración de Ship2B le aporta a la startup dos grandes cosas: “Por un lado, conocimiento en toda nuestra teoría de cambio, el por qué hacemos, y, sobre todo, cómo medimos nuestro impacto social. Por el otro, nos abre todas unas vías de financiación en este ámbito del impacto social, tanto nacionales como internacionales”.