“Puedes tener el mejor currículum del mundo, pero si no eres capaz de venderte, de saber cuál es tu propuesta de valor y tener una presentación coherente, es probable que no consigas un empleo. Ahí es donde nace y hace Quiero Trabajo su labor”. Así presenta Vanessa López la Fundación Quiero Trabajo, entidad del Programa B-Value que proporciona ropa de calidad, aconseja y prepara para una futura entrevista de trabajo a mujeres -la mayoría de ellas en riesgo de vulnerabilidad-.

La gerente de la Fundación explica que “ofrecemos un servicio que dura aproximadamente dos horas y media. Por un lado, hay una sesión de estilismo, en la que damos ropa adecuada para atender la entrevista. Esto que puede parecer un poco frívolo, al final lo que hace es impactar a la autoestima de las personas”.

“Durante la segunda hora y media, es cuando personas de recursos humanos, psicólogos o coachs se dedican a ayudar a estas mujeres a preparar esas entrevistas de trabajo, que sepan cuáles son sus puntos fuertes, sus competencias, que pongan en valor quiénes son como personas y cómo profesionales”, explica López. Lo que queremos es que ganen confianza y seguridad, remarca.

La idea surge de una entidad que realiza ese trabajo en Inglaterra desde hace más de 10 años. Las patronas de la Fundación, las visitan en Londres y se dan cuenta que ese concepto aquí no existe y lo exportan. Empiezan a caminar en 2016 y en estos dos años y medio de funcionamiento “hemos atendido a más de 750 mujeres y 8 de cada 10 consiguen superar su entrevista de trabajo y reincorporarse en el mercado laboral, cosa que nos enorgullece muchísimo”, explica Vanessa López.

 

RECUPERAR LA AUTOESTIMA

“Las personas que vienen aquí generalmente tienen la autoestima baja por las circunstancias que ha vivido”, explica Usoa Arregui, coach y voluntaria de Quiero Trabajo. Por ello, “la labor que hace la Fundación, principalmente, es la de ayudarles a subir ese nivel de autoestima a través de la autoimagen y de la preparación de una entrevista de trabajo a la que ellas se sienten que van a llegar bien preparadas y confiando en sí mismas”, añade.

Arregui participa en el proceso de preparación de esas entrevistas: Mi objetivo con las mujeres que vienen a la Fundación es que se lleven la confianza en su sitio. Pero, asegura, el beneficio es recíproco, ya que “a mí ellas me aportan muchísimo. Todas esas mujeres, aunque han tenido vivencias terroríficas que no se parecen a la vida que yo he tenido, me dan una dimensión de la realidad de las cosas, del valor, de la sensibilidad que hay detrás de las apariencias. Para mí es muy gratificante que yo les pueda devolver el privilegio que he tenido de nacer en otras circunstancias”.

 

PROGRAMA B-VALUE

La Fundación Quiero Trabajo participó en la primera edición de B-Value, el programa de transformación dirigido a entidades sociales sin ánimo de lucro que quieran ir hacia modelos de profesionalización y sostenibilidad que impulsamos junto a Fundación Banco Sabadell. “Para mí, entrar en el programa B-Value fue un momento de cambiar, de desafiar, de deshacer, de repensar y de darme cuenta que no estaba sola, asegura Vanesa López.

“Cuando tienes muchas personas con perfiles profesionales muy distintos que te dan inputs y que te ayudan a decir ‘no, oye, lo que estás haciendo está bien, pero se puede mejorar y lo puedes hacer de esta manera’, al final es como meter tu idea en una coctelera y sacar un cóctel exquisito, recuerda la gerente de Quiero Trabajo.