La economía está cambiando y la voluntad de derivarla hacia el impacto positivo consciente es cada vez más relevante. Prueba de ello es el éxito conseguido en las pasadas jornadas de #Tech4SDG, donde se reunió al ecosistema de impacto de Barcelona para debatir sobre como la el emprendimiento y la tecnología influyen en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Aprovechamos la presencia de expertos nacionales e internacionales en estas jornadas para preguntarles sobre su punto de vista respecto a la economía de impacto:

 

Kimberly King, Humantec

“El futuro de la economía de impacto será, algún día, simplemente economía. Todo lo que hacemos tiene impacto, bueno o malo, y ahora estamos empezando a entender que tenemos ese impacto y que necesitamos ser conscientes, intencionales y sostenibles en cómo lo hacemos”, explica Kimberly King, CEO de Humantec. “Estamos viviendo un incremento en todo el mundo de la comprensión consciente de esto, de que cada paso que damos deja e imprime en el planeta y en los demás. Y existe un compromiso para cambiar la forma en que llevamos nuestras habilidades al mundo. La economía de impacto se trata de que estamos aprendiendo a hacerlo mejor y hacerlo juntos. Ese es el futuro”, asegura King. 

 

Albert Cañigueral, Ouishare

“Yo ya llevo en la órbita de la economía de impacto unos cuantos años y estoy muy contento de ver el progreso, la sistematización y el ecosistema que se está generando, cada vez más y más fuerte”, asegura Albert Cañigueral, conector de Ouishare en España. “Cambiar el sistema actual es complicado, hay que buscar alternativas y, la suerte, es que cada vez más gente se suma al cambio”, remarca Cañigueral, quien añade que “el sistema actual hipercapitalista nos ha llevado a situaciones insostenibles desde lo económico, lo ambiental, lo social… y esto ha hecho que mucha gente, viendo que hay una alternativa, se esté sumando al cambio. Por eso son muy importantes eventos como el #tech4SDG para impulsar las conexiones personales y entre organizaciones para que esto se siga construyendo y expandiendo”. 

 

Carla Echevarria, Google

“La tecnología ha creado una gran democratización del acceso a la información, la educación y el impacto económico para todos en todo el mundo. Antes, pasaba que tenías que haber nacido en una determinada clase social, estatus económico o formación académica para tener éxito. Ahora, realmente, puedes tener cualquier tipo de antecedentes, venir de cualquier comunidad, y tener el potencial para tener éxito debido a las herramientas que brinda la tecnología”, explica Carla Echevarría, directora de diseño en Google Assistant. “Esta democratización también se traslada a la economía de impacto, que se extenderá a todo el mundo y garantizará que todos tengan acceso a las herramientas”, insiste Echevarría, recordando que “las mejores ideas no provienen de un grupo aislado de personas en una comunidad privilegiada, provienen de todas las comunidades del mundo. Reunir todos los puntos de vista diferentes es lo que va a generar un impacto económico y social exitoso en el futuro”. 

 

Francesca Gabetti, TeamEQ

“Lo primero para poder realmente mirar hacia una economía de impacto es darse cuenta de todos los  sistemas que se mueven dentro de la economía”, remarca Francesca Gabetti, cofundadora y CEO de TeamEQ, quien añade que “ahora, más allá de los públicos de interés tradicionales de una compañía, hay que pensar en lo que se denomina los “stakeholders economy”, es decir, la sociedad global, los ciudadanos. Y se debe crear una economía que de y cree valor para cada uno de los públicos que interactúan con una empresa”.